Array ( )
In English (866) 963-9353
PO Box 975428
Dallas, TX 75397-5428
Blog Feb 17, 2017

Consejos de ahorro de energía para inquilinos

Ahorro de energía

Estamos aquí para ayudar

Mientras que vivir en un apartamento o pagar un alquiler puede ser más barato que ser dueño de una casa, a menudo nos olvidamos de los gastos ocultos que vienen con los alquileres. Los costos vinculados a las instalaciones, los seguros y, por supuesto, los servicios públicos, hacen que el costo de alquilar sea un poco más elevado. Y aunque ahorrar en su factura de electricidad puede parecer difícil y puede no ser algo en lo que haya pensado demasiado, todavía hay pequeños pasos que puede seguir para ahorrar unos cuantos dólares extra al mes. Seguramente, con el correr del tiempo descubrirá que la cantidad que puede ahorrar de su factura es muy valiosa.

Aproveche al máximo el alquiler ahorrando aún más.

Aquí hay 10 maneras en que los inquilinos pueden ahorrar energía.

1. Configure su refrigerador

De todos nuestros electrodomésticos, el refrigerador es uno de los pocos que permanece encendido todo el día, todos los días. Debido a esto, está constantemente usando electricidad y contribuyendo a nuestro consumo total de energía y a nuestro gasto mensual. Para comenzar a reducir esta cantidad, ajuste la temperatura para comenzar a minimizar cualquier uso innecesario de energía. Ajuste la temperatura de su refrigerador a 36-42° Fahrenheit (2,22 a 5,55 °C) y la de su congelador a 0 °F (-17,77 °C). Esto mantendrá sus alimentos frescos y seguros para comer, a la vez que le ahorrará dinero. Es importante mantener estas temperaturas ya que no es necesario usar temperaturas inferiores, lo que, de hecho, puede aumentar su factura de electricidad.

2. Instale un termostato programable

Junto con el ajuste de la temperatura de su nevera y de su congelador, asegúrese de que su casa se esté calefaccionando y enfriando con la mayor eficiencia energética posible instalando un termostato programable. Este dispositivo tiene la capacidad de controlar sus niveles de calor y enfriamiento y de hacer ajustes basados en un programa preestablecido. El beneficio del termostato es que se puede utilizar para reducir el consumo total de energía y mantener las facturas bajas, ya que se enciende y se apaga para minimizar fácilmente su uso. También se puede programar para que funcione fuera de las horas pico, de modo que usted no tenga que incurrir en costos por alta demanda.

3. Utilice regletas

Piense en todos los aparatos que deja enchufados: tostadoras, despertadores, lámparas, la lista sigue y sigue. Y mientras estén enchufados, pueden consumir energía y aumentar su factura gracias al consumo fantasma. Ponga fin a sus hábitos de desperdicio e instale una regleta en varias habitaciones de su casa o departamento. Estos dispositivos permiten conectar varios aparatos electrónicos a un solo tomacorriente en lugar de varios en toda la casa. Y con sus dispositivos unificados, si se va a ir por el día o si sabe que no necesita usar los electrodomésticos o los aparatos electrónicos por un largo período de tiempo, simplemente puede apagar la tira para ahorrar dinero.

4. ¡Limpie su secadora!

A medida que la ropa gira en la secadora, se desprenden diminutas fibras que quedan dentro de la máquina. Con el tiempo se filtran a través de la salida de escape hasta la trampa de pelusas donde permanecen hasta que se limpian. La acumulación de pelusas en su secadora de ropa no sólo es extremadamente peligrosa porque es inflamable, sino que también hace que su máquina funcione de manera ineficiente. Esto se debe a que la pelusa obliga al motor dentro de la secadora a trabajar más duro porque los residuos obstruyen la circulación del aire para enfriarla; al limpiar la trampa de pelusa regularmente (es decir, cada vez que usa la secadora), usted puede ayudar a que la secadora seque más rápido y a mantener su factura mensual de electricidad más baja.

5. Lave los platos a mano

Si bien el lavavajillas nos ayuda a no tener que limpiar tanto, lavar a mano los platos es una manera rápida y fácil de ahorrar dinero. Cuando usted usa diariamente los electrodomésticos más grandes, como el lavaplatos, en su casa o apartamento, está consumiendo una cantidad significativa de energía. Es aún peor en el caso de que sólo haga cargas pequeñas, ya que si no maximiza la cantidad que limpia, consumirá innecesariamente una cantidad considerable de energía que luego verá reflejada en su factura. Como buena práctica de ahorro de energía, sólo debe usar el lavaplatos cuando este esté totalmente lleno y lavar a mano cuando este no esté completo.

6. Cambie las bombillas

En algunos hogares, se utilizan bombillas incandescentes para iluminar. Si bien pueden parecer tan eficaces como otras variedades de bombillas, en realidad los incandescentes son el tipo de luz más ineficiente. Además de tener la vida útil más corta, las bombillas incandescentes también emiten hasta 90 % de su energía en forma de calor en lugar de luz. A medida que sus bombillas se vayan quemando (o si puede hacerlo antes), comience a cambiarlas por bombillas fluorescentes compactas o luces LED. Ambas durarán más tiempo y utilizarán menos energía para iluminar su hogar, lo que reducirá el costo en el que incurre cada mes.

7. Lavandería eficiente

Una o dos veces por semana, la mayoría de las personas lavan la ropa para asegurar que su guardarropas esté limpio. Para limpiar la ropa, el uso de la lavadora y secadora es la práctica estándar; sin embargo, el uso de estos electrodomésticos no siempre está optimizado. En particular, el uso de agua caliente en la limpieza de la ropa requiere energía y aumenta el consumo total cada mes. El uso de agua fría permitirá una limpieza a fondo, pero lo hará de una manera menos costosa. Otro consejo para lavar la ropa de manera más eficiente es tenderla para secarla, en lugar de secarla a máquina. Aunque el secado puede tomar un poco más de tiempo, el proceso no requerirá energía, y reducir el uso de máquinas de lavandería ayuda a mantener su hogar fresco.

8. Use el microondas

Para aquellos que cocinan mucho, una fuente de consumo de energía puede provenir de la cocina. De los electrodomésticos dentro de la habitación, uno de los mayores devoradores de energía es el horno, ya que calentar a varios cientos de grados y mantener esa temperatura no es una tarea sencilla. Y cocinar un plato pequeño al horno representa un pésimo uso de la energía. En lugar del horno, utilice el microondas, que tiene una mayor eficiencia energética. Además de usar menos energía, el microondas es capaz de calentar los alimentos más rápido y sin calentarlos en exceso.

9. Ajuste el calentador de agua

Detrás de la calefacción y el aire acondicionado, el calentador de agua es la siguiente fuente más grande de gastos para los propietarios de viviendas. Con un alcance que se extiende desde el baño hasta la cocina, el agua caliente está en constante uso. Para obtener agua caliente rápidamente, el calentador mantiene un suministro de agua caliente, utilizando mucha energía para ello. Esto se puede reducir ajustando la temperatura y bajándola un poco. Muchos fabricantes ajustan de forma predeterminada los calentadores a 140 °F (60 °C), pero estos pueden funcionar perfectamente a 120 °F (48,8 °C). Este ajuste no afecta considerablemente la temperatura del agua y le ahorrará dinero todo el tiempo.

10. Abra sus ventanas

Encontrar diferentes maneras de reducir nuestra dependencia diaria del aire acondicionado es una gran manera de ahorrar energía. Especialmente en los meses más cálidos, empiece a abrir las ventanas a fin de conseguir una cierta circulación natural por toda la casa. Esto también le permite la oportunidad de eliminar parte del aire viciado que se acumula en nuestros espacios y reemplazarlo con un suministro de aire fresco, lo que puede ayudar a eliminar la humedad. Esta es también una buena táctica para enfriar una casa por la noche, ya que a veces se utiliza el aire acondicionado para crear un mejor ambiente para dormir, y esto se puede sustituir con la apertura de una ventana.

¿Cuáles son sus mejores consejos para ahorrar como inquilino? ¡Compártalas con nosotros en Facebook!

Lo que dicen nuestros clientes

¡Vea por qué nuestros clientes dicen que somos el mejor proveedor de electricidad en Texas!

Pagos accesibles y fáciles de efectuar

Me preocupaba conseguir electricidad para mi casa a través de una compañía de prepago. Estuve llamando a varias compañías para consultar las diferentes tarifas y luego tuve que pasar por la moles…

Christine M. en Killeen

Cliente satisfecho

Llevo varios años con esta compañía y me siento muy satisfecho desde entonces. Incluso cuando me mudé, hicieron que esta situación normalmente estresante fuese y nada problemática La recomiendo…

Julia L. en Webster

Long term customer

I have enjoyed the service for 2 years now. In the beginning this service was planned to be temporary but with the service being so effective for me i decided to keep it for the long haul. I’m a happy customer.

Kalandra H. en McKinney